La importancia del proceso

Con una evaluación cuidadosa uno puede vencer; sin ella, no puede.

El Arte de la Guerra

Este año deberían celebrarse en Tokyo — si el COVID-19 no lo impide— los Juegos Olímpicos de verano, lo que significa que las federaciones deportivas de Castilla y León (salvo la de Deportes de Invierno) han de celebrar elecciones para elegir a los miembros de la Asamblea General y Presidente para los próximos cuatro años. Los procesos electorales pivotan, esencialmente, sobre la Orden CYT/289/2006, de 13 de febrero, por la que se regulan las elecciones de las federaciones deportivas de Castilla y León, así como sobre el reglamento electoral de cada federación. Y, como órgano capital, encargado de velar por la legalidad, transparencia y correcto desarrollo del proceso, la Junta Electoral.

La pulcritud del proceso electoral es imprescindible para garantizar la legitimidad del resultado, tanto si hay una sola candidatura, como si —con mayor motivo— existen dos o más. Aunque podría pensarse que se trata de un proceso sencillo, pues bastaría ajustarse a las previsiones normativas para que discurra con normalidad, llevarlo a la práctica puede dar lugar a dudas interpretativas de las normas y a situaciones controvertidas. De hecho, aunque en última instancia se trata de elegir al Presidente, la batalla se empieza a librar mucho antes; antes, incluso, de haberse convocado las elecciones, pues la elección de los miembros de la Junta Electoral —con funciones tan relevantes como resolver reclamaciones contra el censo electoral provisional, proclamar las candidaturas para ser asambleísta (tras la oportuna comprobación de requisitos) o resolver recursos contra las proclamaciones de asambleístas electos que efectúen las mesas electorales— ha de efectuarse con anterioridad anterioridad a la convocatoria de las elecciones. Por consiguiente, quienes sean las personas que la integren no es una cuestión baladí (si bien cabe recordar que sus decisiones son susceptibles de ser revisadas por el Tribunal del Deporte de Castilla y León).

Prueba de lo anterior la encontramos en la prensa local de las últimas semanas en relación con la Federación de Atletismo de Castilla y León. Esta federación ha inaugurado el año electoral y, en apenas dos semanas (el anuncio de la convocatoria fue publicado en el BOCYL del pasado día 28 de febrero), ya se ha suscitado cierto conflicto. Tras convocarse las elecciones se ha presentado una candidatura alternativa a la continuista, la cual —como es lógico— se ha preocupado por analizar cada paso dado hasta el momento, reparando —al parecer— en que la Junta Electoral fue nombrada contraviniendo lo previsto en el propio reglamento electoral federativo, pues no se habría abierto un plazo de 48 horas para presentar las candidaturas a formar parte de este órgano, sino que sus miembros habrían sido elegidos directamente y —según la candidatura alternativa— se trataría de personas de dudosa imparcialidad. Aunque en estos momentos el proceso electoral de esta federación está suspendido como consecuencia del Estado de alarma y el COVID-19, habrá que estar atentos a lo que resuelva el Tribunal del Deporte de Castilla y León sobre esta reclamación.

No faltarán procesos electorales que culminen sin sobresaltos —bien por la corrección en su desarrollo, bien por falta de contienda electoral, bien por ambos extremos—, pero, como ya se ha visto, también habrá otros que se enturbien como consecuencia de las disputas entre los ‘presidenciables’. La elección del Presidente por la renovada Asamblea General constituye la última y definitiva fase, y quizás sea la más sencilla. Pero antes, más allá de la propia campaña electoral, el proceso es un campo abierto a que en él se libren muchas pequeñas batallas jurídicas para intentar conseguir la mayor representación posible en la Asamblea General o, al menos, atajar eventuales maniobras sospechosas del adversario.

Guillermo Castro Manzanares
Abogado | Socio de ATLEY DERECHO DEPORTIVO

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *